Cuando se habla de construcción sostenible, se hace referencia a todas aquellas construcciones o edificaciones, que se crean a partir de materiales amigables con el medio ambiente. De forma más directa, al hablar de construcciones sostenibles, hablamos de proyectos que reduzcan la huella de carbono emitida por nuestras costumbres y procesos en el planeta.

 

Es importante resaltar que este tipo de construcciones toman fuerza con el paso de los años, te invitamos a continuar con la lectura. Entérate de toda la información que tenemos para ti.

¿Qué es una construcción sostenible?

Se conoce como construcción sostenible al proceso holístico encaminado a la restauración y mantenimiento de la armonía entre el ambiente natural y el espacio construido. Con esto, se busca crear edificaciones que reafirmen la dignidad humana, la equidad social y económica, lo cual implica adoptar nuevas prácticas de diseño, de construcción y empleo de materiales menos dañinos para el medio ambiente.

Por otro lado, las construcciones sostenibles se consideran edificaciones civiles diseñadas y construidas de manera segura, incorporando componentes y materiales con bajos niveles energéticos, materiales y con reciclables y/o renovables. Para esto, se utilizan diseños de bioarquitectura y técnicas de construcción más óptimas, flexibles y de fácil adaptabilidad a los efectos del cambio climático. 

Cabe resaltar que la vida útil de este tipo de edificaciones es mayor a la del promedio de construcciones, y promueven hábitos sostenibles entre los nuevos estándares de construcción.

 

¿En qué consiste la construcción sostenible?

La construcción sostenible está basada en un nuevo modelo de edificación donde se consideran los impactos ambientales relacionados con todo el proceso de construcción de edificaciones. Este se engloba desde la fase de diseño y proyecto, a la fase de construcción, uso del edificio y hasta la demolición y gestión de los residuos de este. 

Con estas prácticas de construcción se minimizan los impactos ambientales generados en todo el ciclo de vida de la construcción. Abarcando factores como el uso eficiente de la energía y el agua, haciendo uso de materiales amigables con el medio ambiente, asimismo, una adecuada gestión de los residuos, y el uso de energías renovables. Esto con el objetivo de lograr que la construcción sea lo más “verde” posible y, por tanto, minimizando el impacto ambiental.

 

La construcción sostenible requiere de un cambio radical en la mentalidad del sector inmobiliario. Las prácticas de construcción clásicas estaban arraigadas a criterios puramente económicos y a corto plazo. Con la aparición de la economía circular y la sostenibilidad. Se propicia la urgencia de impactos ambientales como el cambio climático, la lluvia ácida, la deforestación que tanto daño están causando en nuestro planeta, priorizando un cambio de paradigma del negocio constructivo. 

 

Piensa en la construcción sostenible

Los métodos de edificación que antaño se utilizaban basados solo en la rentabilidad económica y estos deben adaptarse a las nuevas necesidades. En todo cambio surgen oportunidades para quienes sepan leer los cambios, adelantarse y adaptarse con la urgencia requerida. Las empresas que logren adaptarse podrán posicionarse y diferenciarse en un mercado que ha llegado para quedarse; y es la edificación sostenible.

 

Recuerda que en la actualidad existe una crisis creciente que puede llegar a acabar con la vida en nuestro planeta como la conocemos. Es responsabilidad de todos generar cambios que ayuden a coexistir con nuestros ecosistemas sin afectarles de forma negativa.

 

Si lo que estás buscando es generar construcciones sostenibles, en Roldán contamos con los profesionales especializados para generar este tipo de soluciones. Contactanos y construyamos juntos el cambio que estás buscando.

CTA 1

Te puede interesar

Suscribete a nuestro blog para recibir más información