¿Para qué sirven las cámaras termográficas? ¿Para qué sirven las cámaras termográficas?

¿Qué son las cámaras termográficas? 

Camaras termográficas que permiten medir la temperatura sin necesidad de tener contacto alguno. Detectan la energía infrarroja que producen todos los materiales que se encuentran a temperaturas superiores a los 0º Kelvin (-273,15 grados Celsius). Esto quiere decir que vas a poder medir la temperatura de todo objeto hasta en los que quizás con termómetros convencionales es imposible, sea porque siempre están en movimiento o porque hay ciertos riesgos como niveles superiores de tensión eléctrica.

 

¿Cómo funcionan?

Funciona de la siguiente forma: captura los niveles de luz infrarroja la cual es invisible al ojo humano y la convierte en una imagen. Esto nos permite ver los puntos a diferentes temperaturas gracias al color que le asigna a cada pixel. En su mayoría a los puntos más fríos les asigna tonos azul, violeta o verde y a los más superiores, tonos como rojo, naranja o amarillo.

Te podría interesar: ¿Sabías que puedes inspeccionar tus obras civiles con drones? Acá te lo contamos

 

¿En dónde se pueden utilizar?

Este objeto es útil para medir temperaturas en hornos industriales, aislamientos en viviendas, fugas de calor, cuerpo humano y demás aplicaciones que la hacen útil para constructores, arquitectos, ingenieros industriales, entre otras profesiones y labores.

Ahora bien, estas cámaras tienen acogida en distintas áreas, pero queremos resaltar las aplicaciones industriales y los diferentes tipos de cámara para que sepas cuál es la más apropiada según tu necesidad.

 

Tipos de cámaras termográficas

Por un lado, tenemos las cámaras compactas, estas son de la serie Optris Xi son una combinación de un pirómetro con una cámara térmica. Esta permite medir con precisión objetos en movimiento y tienen amplio uso en la fabricación de plásticos o metales, producción de automóviles y prevención de incendios.

Las cámaras LWIR miden con un alto nivel de exactitud, son utilizadas principalmente para vigilancia y control y se alimentan directamente desde puerto USB. En la misma línea, encontramos las cámaras NIR, monitorizan temperaturas sin contacto en objetos o superficies con altos niveles de calor. Como por ejemplo los procesos de fabricación de metal o aplicaciones láser.

Finalmente, están las cámaras para la industria del vidrio, especialmente hechas para esta actividad por su capacidad de medir en un solo rango espectral, lo que permite tomar imágenes termográficas en tiempo real de gotas hasta planchas de vidrio.

Tips para el uso de cámaras termográficas

Ahora que ya sabes la función y los tipos de cámaras termográficas, en Roldán Asociados te queremos dar unos tips sobre el uso de estas:

  • El uso de cámaras termográficas evita riesgos al tomar temperaturas de objetos o superficies que pueden generar lesiones o daños al entrar en contacto con ellos. Te permite ver inmediatamente los puntos calientes y las diferencias de temperatura.
  • Ten en cuenta la resolución de la cámara. Esta te va a permitir encontrar detalles que en una cámara de menor resolución pueden pasar por alto.
  • A la hora de hacer uso de una cámara termográfica, ten en cuenta los siguientes aspectos. Campo de visión, qué objeto o superficie vas a medir, rangos de temperatura, tipo de montaje, conexión a bluetooth y Wi- Fi, ergonomía y soporte técnico.

Si te quedó alguna duda en Roldán Asociados estamos dispuestos a solucionarla y ayudarte a tomar la mejor decisión.

CTA